dimecres, 25 de maig de 2016

Análisis de la harina

El objetivo era separar el almidón del gluten.
Poníamos 50g de harina y lo mezclábamos con 20ml de agua, echando el agua poco a poco y mientras tanto removiendo la harina hasta que la masa se despegaba de los dedos y de la varilla. Una vez amasada hicimos de ella una bola y luego le echamos betadine para ver como se hacia de un color
negro/morado la masa. Esto quiere decir que tiene almidón. Para quitarle la almidón la lavamos debajo del agua un buen rato, hasta que pareciera chicle y para comprobar si tenia o no gluten le volvíamos a echar el betadine (dos gotas), si se volvía otra vez de color negro/morado quería decir que aun tenia gluten, pero si no se vuelve de ese color es que ya no tiene nada.
Una vez echo esto y comprobarlo, lo metimos en una estufa de cultivo a 40ºg unas 24.
Al día siguiente estaba casi seco, pero le quedaba un poco de agua aun, pesaba 9,4 la masa tendría que pesar 8g si se hubiera secado del todo, pero lo pesamos como estaban y cada uno le pesaba distinto (por la cantidad de agua que le quedaba a cada uno), el mio pesaba 9'4g.
El lunes siguiente pesaba 6,4, todavía ha perdido 3 gramos de agua. La hipotesis no era cierta porque la harina no tenia un 14% de gluten como suponiamos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada